Aplazan para el lunes coerción a presunto narco Julito Kilo

Santo Domingo.- La Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional aplazó para el próximo lunes el conocimiento de la medida coerción al presunto narcotraficante Julio de los Santos Batista, mejor conocido como “Julio Kilo” y otro implicado imputado por lavado de activo, producto del narcotráfico.

La medida de coerción fue aplazada a solicitud de los abogados de los imputados que pidieron al juez un chance para conocer el expediente.

Julito Kilo está imputado junto a Juan María Rincón por porte ilegal de armas y lavado de activos procedente del narcotráfico.

La Fiscalía está pidiendo que se le imponga prisión preventiva a Julito Kilo y al otro imputado, apresados juntos esta semana en un vehículo con varias armas de fuego supuestamente ilegales.

Desde hace seis años Julito Kilo ha estado involucrado en varios casos, entre ellos fue acusado de encabezar “temibles bandas de sicarios” y, la más reciente, de ser jefe de una red de tráfico de droga a la que supuestamente se le ocupó casi una tonelada de cocaína.

Fue detenido esta semana, un mes después de ser descargado por el decomiso de 953.87 kilos de droga en Playa Caletón, en el 2016.

A este hombre señalado en varias ocasiones como “el más grande narcotraficante y el más temido sicario”, se le atribuye el asesinato de diez personas, entre ellas las dos parejas que fueron ultimadas a tiros en diciembre del pasado año en el municipio de Guerra, caso que no ha sido esclarecido por las autoridades.

En marzo, el Tribunal Colegiado del Departamento de Justicia de San Pedro de Macorís lo descargó de las acusaciones que lo involucraban como el jefe de la red de tráfico de los casi 1,000 kilos de cocaína y por cuyo caso se condenó a dos colombianos a 20 años.

El fallo causó sorpresa en San Pedro de Macorís por la importancia del expediente y por la muy denunciada trayectoria de Santos Bautista. La sentencia también absolvió a su supuesto testaferro, el expelotero de grandes ligas Ravel Santana.

Los condenados fueron los colombianos Omar Atencio Vargas, de 39 años, y Erly Sierra Bonilla, de 41.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *