EE.UU. sanciona al petrolero iraní Adrián Darya 1 liberado por Gibraltar y a su capitán

Washington, RT.- La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de EE.UU. «tomó medidas» este 30 de agosto contra el Adrián Darya 1 y su capitán, Akhilesh Kumar, por transportar «2,1 millones de barriles de petróleo crudo que en última instancia beneficia a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI)», denominados por Washington en abril como organización terrorista.

Además, desde EE.UU. han confirmado a través de un comunicado su convencimiento de que el crudo, que transportaba este barco iraní, sería vendido a las autoridades sirias, algo que Teherán ya había desmentido.

«Los buques como el Adrián Darya 1 permiten a los CGRI enviar y transferir grandes volúmenes de petróleo, que intentan enmascarar y vender ilícitamente para financiar las actividades malignas del régimen y propagar el terrorismo», cita el comunicado a la subsecretaria del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Sigal Mandelker.

«Cualquiera que brinde apoyo al Adrián Darya 1 corre el riesgo de ser sancionado», ha aseverado la funcionaria.

¿A dónde se dirige el petrolero?

El Adrián Darya 1, antes conocido como Grace 1, fue detenido en aguas del estrecho de Gibraltar, al sur de la península ibérica, el pasado 4 de julio. Su retención, a pedido de EE.UU., corrió a cargo de infantes de Marina británicos y de la Policía gibraltareña, bajo la sospecha de que transportaba crudo a Siria en violación de las sanciones de la Unión Europea a Damasco, algo que las autoridades iraníes han negado rotundamente.

La embarcación fue liberada el pasado 18 de agosto después de que las autoridades del territorio de ultramar británico afirmaran disponer de «garantías escritas formales» de Teherán que el petrolero no descargará en Siria.

Posteriormente, el portavoz del Gobierno iraní, Ali Rabiei, declaró que el petróleo que transporta el Adrián Darya 1 había sido vendido y quienes lo compraron decidirán el próximo destino de esa embarcación. No obstante, el portavoz del Gobierno iraní no identificó al propietario de ese cargamento.

De acuerdo con los datos del sitio web de seguimiento marítimo MarineTraffic.com, a las 23:00 GMT del 30 de agosto la nave iraní se encontraba en el mar Mediterráneo, entre las costas de Turquía y Chipre, dirigiéndose al puerto turco de Iskenderun.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, a través de su cuenta en Twitter ha opinado que las autoridades británicas cometieron un error al confiar en Teherán y liberar su petrolero.

«El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, garantizó al Reino Unido que el petrolero de los CGRI Grace 1/Adrián Darya 1 no se dirigiría a Siria. Tenemos información confiable de que el petrolero está en camino y se dirige a Tartus, Siria», escribió. «Espero que cambie de rumbo. Fue un gran error confiar en Zarif», ha concluido Pompeo.

Por el momento, desde Irán no han comentado las declaraciones del secretario de Estado de EE.UU.

El conflicto de décadas entre Teherán y Washington se reavivó el año pasado cuando Trump retiró unilateralmente a EE.UU. del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) e impuso nuevas sanciones antiiraníes.

Irán calificó la medida como ilegal y se comprometió a tomar represalias.

Los CGRI corresponden a la más grande organización militar de Irán y tienen como objetivo proteger el sistema islámico del país de interferencia o golpes armados desde el extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *