México propina a Trump “bofetada con guante blanco” y logra apoyo mundial para Plan en Centroamérica

Por: Jesús García

NUEVA YORK – A pesar del desdén con que el presidente Donald Trump ha tratado a México al afirmar que lo ha “usado” para reducir la inmigración de indocumentados, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se mantiene a raya ante sus comentarios y presume el apoyo mundial al Plan de Desarrollo Integral en Centroamérica.

En el marco de la 74 Asamblea de las Naciones Unidas, el canciller mexicano Marcelo Ebrard lideró un evento de alto nivel en las Naciones Unidas sobre ese proyecto al que México destinará $5,800 millones de dólares al sur de ese país y una inversión directa de cooperación de $100 millones de dólares a El Salvador, Guatemala, Honduras que podría aumentar a $200 millones de dólares el siguiente año.

Mientras en su participación en la Asamblea de la ONU el presidente Trump agradeció al presidente López Obrador por desplegar 27,000 miembros de la Guardia Nacional para detener a inmigrantes, dos días después afirmó que había “usado” a México para lograr el cruce de indocumentados, a falta de acciones de los demócratas.

“No se hace nada se hace, excepto cuando yo lo hago”, dijo el presidente Trump este jueves al volver a Washington tras su participación en las Naciones Unidas. “Estoy usando a México para proteger nuestra frontera, porque los demócratas no lo arreglan, porque los demócratas no quieren cambiar las lagunas en las políticas de asilo”.

Trump dijo, sin embargo, que “estaba mal” usar a México, debido a las pocas acciones de los demócratas.

Cuestionado al respecto, el canciller Ebrard evadió entrar en debate sobre las afirmaciones del mandatario estadounidense y prefirió quedarse “con lo que dijo en la Asamblea General”, el mensaje de agradecimiento, que dio el republicano a la Administración de López Obrador.

En conferencia de prensa en la oficina de la Misión de México ante la ONU, Ebrard destacó la participación de 35 países, 18 organismos internacionales en el Plan impulsado por el presidente López Obrador y desarrollado por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) y minimizó la ausencia de un representante de la Administración Trump en la cumbre, a casi un año de la firma del acuerdo con las naciones del Triángulo Norte.

“México propuso al Pacto para la Migración Ordenada… lo que no podemos hacer es que México sea un país donde no se cumpla la ley y no podemos proteger a las personas… si no están registradas no podemos protegerlas, eso es lo que estamos haciendo”, defendió. “Respecto a la declaración del presidente Trump, yo me iría a la declaración oficial que hizo aquí en las Naciones Unidas en la inauguración… México nos ha mostrado gran respeto”.

El canciller mexicano destacó que su país aumentará el número de refugiados hasta en 10 veces, ya que actualmente registra 3,500 apoyos.

Aunado a ello, el Plan en Centroamérica arranca con más de 60 proyectos, destacó Ebrard, incluidos planes de impulso a la infraestructura.

“Hay 60 proyectos identificados en todos los pilares, se pidió a la CEPAL que los ubicara, yo diría que de los más importantes que tienen que ver con México es la conexión a la red eléctrica de México y Centroamérica y la producción del café”, expuso el canciller Ebrard.

Destacó que la Administración Trump se comprometió desde 2018 a liderar con México el Plan.

“Nosotros asumimos que ese es un compromiso establecido”, apuntó el político Ebrard. “Y en todas las reuniones que tengamos con Estados Unidos vamos a poner eso sobre la mesa”.

La reunión en la ONU estuvo coordinada por Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL y contó, entre otros, con la participación de Marco Vinicio Cerezo, secretario general del Sistema de Integración Centroamericana (SICA); Alexandra Hill Tinoco, ministra de Relaciones Exteriores de El Salvador; Sandra Érica Jovel Polanco, ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala; José Isaías Barahona Herrera, subsecretario de Estado para Asuntos de Política Exterior y Cooperación Internacional de Honduras. También hubo presencia de reprentaciones de España, Canadá.

El canciller Ebrard destacó que el Plan no dará sus primeros resultados en 10 o 20 años, sino en un año, incluso esperan poder hacer un recuento de sus efectos en la siguiente Asamblea de la ONU, además de presentar las propuestas y sumar a inversores en el Foro Mundial Económico de Davos de 2020.

Fuente Eldiariony.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *