Hombre que mató a su pareja en La Guáyiga no se mostraba violento

PEDRO BRAND.- Humberto Bussi, el hombre que mató de tres disparos a su pareja, Fátima Guzmán, en la madrugada de este viernes, en el distrito municipal La Guáyiga, en Pedro Brand, nunca mostró signos de violencia.

Así lo reveló Miguelina Morel, sobrina de la víctima y visiblemente impactada por la tragedia familiar.

Bussi se encuentra en estado delicado en el hospital Darío Contreras a causa de un disparo que se propinó después de herir mortalmente a Guzmán, quien dormía junto a una niña de 15 años, hija de la pareja que procreo dos vástagos.

Morel sostuvo que desconocía si Bussi y Guzmán tenían problemas, como han revelado vecinos y allegados a estos.

Velada en La Guáyiga y en Santiago

Los restos de la dirigente peledeísta Fátima Guzmán, ultimada a tiros la madrugada de hoy por su esposo, Humberto Bussi, serán sepultados la tarde del sábado en Santiago.

Así lo informó Miguelina Morel, sobrina de la víctima, esperaba que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) le entregara el cadáver.

Morel dijo que la familia ha planeado hacer un breve velatorio esta tarde en un club de La Guáyiga para que los residentes de esa demarcación, donde era ampliamente conocida, puedan darle un último adiós.

Reveló que al final de la tarde el cuerpo será trasladado a una comunidad conocida como Parada 7 en Santiago, donde reside parte de la familia que son oriundos de Guayubín, Monte Cristi, para hacer otro velatorio y darle cristiana sepultura la tarde del sábado.

En estado delicado

Sin signos vitales, y con un proyectil alojado en la cabeza se encuentra en el hospital Darío Contreras, Humberto Bussi.

El personal médico que atiende a Bussi informó que presenta una lesión craneoencefálica provocada por el proyectil que también destruyó los huesos cuyos fragmentos se encuentran removiendo para luego ingresarlo a la Unidad de Cuidados Intensivos.

La anestesióloga, Rosalía Espinal, dijo que el cuadro del paciente es delicado y por el momento no pueden pronosticar su evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *