Puerto Rico reabrirá escuelas públicas tras sismo de 6,4

AP – PUERTO RICO.- El gobierno de Puerto Rico reabrirá las escuelas públicas la próxima semana sin saber si pueden soportar un fuerte sismo, mientras aumentan las preocupaciones por la infraestructura debilitada que está desplazando a miles de estudiantes.

Para este viernes, los ingenieros habían inspeccionado 561 de las 856 escuelas públicas, y hallaron que 9% eran inseguras como resultado del daño causado por el reciente sismo de magnitud 6,4 y las fuertes réplicas. Sin embargo, las inspecciones en curso no son para determinar si las escuelas pueden soportar otro terremoto fuerte o si fueron construidas con columnas cortas, consideradas un factor de riesgo, dijo el ingeniero Carlos Pesquera, a quien el gobierno recientemente nombró asesor de mitigación de riesgo.

“Intentamos dejar claro que este es un problema de gerencia de riesgo”, dijo Pesquera a The Associated Press, y agregó que hay mínima probabilidad de otro gran sismo. “Es importante que se eduque a nuestros estudiantes. Incluso si nuestras instalaciones tienen problemas, están más seguras que las casas” de los estudiantes.

Los padres, maestros y legisladores han expresado preocupación por la seguridad de los edificios, aunque el Departamento de Educación de Puerto Rico enfatiza que sólo aquellas escuelas consideradas seguras reabrirán el 22 de enero, dos semanas después del inicio original de clases.

“Hablemos claro, todos estamos preocupados al ver cómo se desplomó la Escuela Agripina Seda en Guánica”, dijo el representante de Puerto Rico José Torres, miembro de la comisión legislativa que analiza las inspecciones a escuelas.

El sismo de magnitud 6,4 derribó los dos pisos superiores de la escuela de tres plantas en la ciudad costera de Guánica, en el sur de la isla, el 7 de enero, dos días antes del inicio programado de las clases.

Al día siguiente, casi 50 ingenieros comenzaron a evaluar todas las escuelas públicas en Puerto Rico entre reportes de un muerto en una casa en la ciudad cercana de Ponce. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó la declaración de desastre mayor que se espera que libere más fondos federales para compensar el daño.

Todos los días hay inspecciones, mientras continúan las réplicas y las escuelas se volverán a inspeccionar automáticamente tras un sismo de magnitud 3,0 o más, según la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura en Puerto Rico.

Mientras tanto, el Departamento de Educación catalogó 137 escuelas “parcialmente adecuadas”, que significa que algunos de los edificios de la escuela son seguros. Sin embargo, Pesquera dijo que esas escuelas permanecerán cerradas y serán vueltas a inspeccionar para atender las fallas, un proceso que podría costar entre 20 millones y 50 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *