Del coronavirus

EDITORIAL

La llegada del coronavirus a la Republica Dominicana exige medidas de emergencia, pero sobre todo una gran concertación de todos los sectores nacionales para hacerle frente, así como la prudencia de la gente.

El coronavirus es un problema mundial. Las grandes potencias industriales entran en etapa de terror. Los dominicanos debemos tener confianza en las autoridades, para poder seguir adelante y dejar de estar cogiéndolo como un juego.

No se debe politizar todo lo referente al coronavirus. Hay que enfrentarlo como un problema de salud. Por protocolo de la organización Mundial de la Salud es a las autoridades que les toca tomar los controles.

Los gastos en que incurra un paciente enfermo por el coronavirus es una responsabilidad del Estado.

Estas pandemias necesitan la ayuda y asistencia de todos los sectores médicos, para poder establecer un programa claro de alternativas y salvación.

Lo básico son las acciones inmediatas para controlar la enfermedad, y después pensar en la crisis económica que el problema genera. Hay que controlar los actos donde se reúnen decenas de personas.

Este tema tiene importancia, si se toma en cuenta que están pendientes las próximas elecciones congresuales y presidenciales.  Tradicionalmente las actividades partidistas en el país reúnen a miles de personas, incluyendo las caravanas y los mítines.

Los partidos políticos tienen la obligación de adecuar sus actividades a la realidad nacional, y ver cómo será la forma en que van a realizar sus actividades con miras a las cruciales elecciones. Los líderes políticos tienen que aunar esfuerzos en la lucha contra el coronavirus.

En un país dividido por problemas económicos, políticos y sociales, ha llegado el momento de la gran unidad nacional para hacer frente a uno de los grandes problemas médicos de la historia reciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *