Renuncia secretario interino de la Armada de EE.UU. tras llamar «estúpido» al excapitán del portaviones

Washington, RT.- El secretario interino de la Armada de EE.UU., Thomas Modly, ha renunciado a su cargo este martes, después de haber sido criticado por su manejo de la situación que involucró al excapitán del portaviones estadounidense USS Theodore Roosevelt, Brett Crozier, quien había alertado a las autoridades sobre un brote de coronavirus a bordo.

Por su parte, el secretario de Defensa, Mark Esper, ha confirmado la información y anunció a través de su cuenta en Twitter que ha aceptado la renuncia de Modly.

Asimismo, declaró que con la aprobación de Donald Trump, el cargo de secretario interino de la Marina se le otorga al actual subsecretario del Ejército, Jim McPherson.

«Esta mañana acepté la renuncia del secretario Modly. Con la aprobación del presidente, nombro al actual subsecretario del Ejército, Jim McPherson, como secretario interino de la Marina», escribió Esper.

«Él renunció por su propia voluntad, colocando a la Marina y a los marineros por encima de sí mismo para que el USS Theodore Roosevelt y la Marina, como institución, puedan avanzar», informó el secretario de Defensa en un comunicado adjunto.

«Su cuidado por los marineros era genuino. El secretario Modly sirvió a la nación durante muchos años, tanto con uniforme como sin él. Tengo el más profundo respeto por cualquiera que sirva a nuestro país y que coloque el bien común por encima de todo. El secretario Modly hizo eso hoy, y le deseo todo lo mejor», agregó.

«Ingenuo» y «estúpido»

La noticia llega un día después de que en los medios se haya filtrado un audio con su discurso dirigido a la tripulación del barco, en el que llamó a Crozier, «ingenuo» y «estúpido».

El incidente tuvo lugar después de que Crozier fuera destituido de su cargo, tras filtrarse una carta en la que pedía a sus superiores de la Armada que tomaran acciones inmediatas para ayudar a su tripulación, tras registrarse varios casos de coronavirus en la nave.

La misiva planteaba dudas sobre si el Pentágono estaba haciendo lo suficiente para mantener seguros a los cerca de 5.000 miembros de la tripulación.

En su mensaje, el capitán expresaba que si la Armada no actuaba de inmediato, estaría fallando en salvaguardar adecuadamente a su «activo más confiable», en referencia a su tripulación. «No estamos en guerra. Los marineros no necesitan morir», escribió el militar.

Las disculpas de Modly

Las palabras de Modly generaron fuertes críticas por parte de varios políticos, e incluso el presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Adam Smith, solicitó la salida de Modley, señalando que está «fuertemente» en desacuerdo con la manera con que el secretario manejó la presencia del brote de coronavirus en el USS Theodore Roosevelt y calificó el cese del Crozier «en el mejor de los casos, como una reacción exagerada a los pasos extraordinarios que el capitán emprendió para proteger a su tripulación».

«La decisión del secretario interino Modly de dirigirse a los marineros en el Roosevelt y atacar personalmente al capitán Crozier muestra un enfoque sordo más centrado en el ego personal, que uno de liderazgo tranquilo y constante que tan desesperadamente necesitamos en esta crisis», declaró Smith.

Frente a los hechos, Modly retiró sus palabras y se disculpó públicamente este lunes, a pesar de haber sostenido horas antes, que «respaldaba cada palabra que dijo, incluso, lamentablemente, cualquier blasfemia que pueda haber sido utilizada para enfatizar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *