Prisión preventiva contra dos imputados del asesinato Yeri Pascual Cordero, hijo de El Chino

Por Wilson Pérez

Logra también que tribunal acoja su petición de declarar el caso complejo.

SANTO DOMINGO, D.N.- El Ministerio Público del Distrito Nacional obtuvo seis meses de prisión preventiva contra Alberto Familia (Gugú) y Pablo José Santos Polanco (El Menor), imputados de cometer el asesinato de Yeri Pascual Cordero Sosa y Jassel Kadafi Estepan Lebrón (Real Mustafá) a consecuencia de varios impactos de bala, durante un hecho ocurrido la madrugada del pasado 9 de marzo, en la avenida 27 de Febrero casi esquina Dr. Defilló, del sector Bella Vista.

La medida de coerción fue impuesta por la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, quien también acogió la solicitud hecha por el órgano acusador de declarar el caso complejo, debido a la existencia de pluralidad de imputados y otras posibles víctimas de la banda criminal, conforme explicó el Ministerio Público mediante un comunicado de prensa.

Los actos cometidos por los imputados Familia y Santos Polanco fueron calificados por el Ministerio Público como asociación de malhechores, asesinato, uso ilegal de arma de fuego, tipos penales que están descritos en los artículos 265, 266, 295, 296 y 304 del Código Penal Dominicano y los artículos 66 y 67 de la Ley No. 631-16 para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados.

En razón de lo antes descrito, fue impuesta la medida cautelar contra los imputados, siendo Pablo José Santos Polanco enviado al Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís, mientras que Alberto Familia cumplirá la medida en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Monte Plata, donde está recluido por varias medidas de coerción debido a distintos hechos delictivos en los cuales se encuentra involucrado.

La solicitud de medida de coerción, presentada por el Ministerio Público del Distrito Nacional, destaca que los imputados Alberto Familia y Pablo José Santos Polanco cometieron el hecho en asociación con el recluso Manuel Emilio Mesa Beltré (El Gringo) y el prófugo Gerald Utate Rodríguez (El Pollo).

Para perpetrar el crimen, El Gringo entregó la suma de un millón de pesos (RD$1, 000,000.00) al imputado Familia y al prófugo Rodríguez que era el jefe de la operación, dinero que recibieron a través de un familiar de este último.

Los agresores tenían aproximadamente un mes dándole seguimiento y preparando la muerte de la víctima Yeri Pascual Cordero Sosa. Finalmente, ejecutaron el crimen en la fecha antes citada, cuando Cordero Sosa salía de una discoteca en la que estaba celebrando su cumpleaños junto a Jassel Kadafi Estepan Lebrón y otros amigos.

La instancia con la solicitud de medida de coerción indica que cuando las víctimas salieron del centro de diversión, fueron interceptados por Santos Polanco y Utate Rodríguez, quienes transitaban a bordo de una motocicleta y éstos tras alcanzarlo procedieron a realizar varios disparos hacia el interior del vehículo en que se desplazaban los jóvenes, logrando impactar a Cordero Sosa en el costado izquierdo y a Estepan Lebrón en la cabeza.

Las investigaciones realizadas por el Ministerio Público dan cuenta de que el sancionable hecho se produjo a causa de viejas rencillas que sostenía Jesús Pascual Cordero (El Chino), padre del hoy occiso Yeri Pascual Cordero Sosa, con Manuel Emilio Mesa Beltré (El Gringo), por varias muertes de personas allegadas a ellos y asuntos relacionados al narcotráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *