Preocupación colectiva por aparente rebrote del Covid 19 en la provincia Duarte

San Francisco de Macorís.- La población en la provincia Duarte, escenario principal en el inicio del Coronavirus (Covid 19), donde más de 80 personas perdieron la vida producto de la enfermedad, presenta actualmente un cuadro desalentador, producto de la falta de conciencia de los francomacorisanos que han descuidado las medidas protocolares para evitar un rebrote de la pandemia.

En la actualidad más de 60 personas han sido reportadas en las últimas horas afectadas por la pandemia del COVID-19.

Frente a esta situación las autoridades de Salud Pública han dado la voz de alarma, llamando a la población a tomar las medidas reglamentarias para evitar que ocurra la misma situación que se presentó en los primeros meses de la llegada de la enfermedad.

Situación preocupante

La doctora Miguelina Vargas, directora provincial de Salud, llamo a la población a tomar las medidas preventiva necesarias.

«Como directora regional de salud pública quiero hacer un llamado a los residentes en la región Nordeste a tomar todas las medidas de higienes que se están aplicando desde un principio para así evitar peores consecuencias’’ dijo Vargas.

En estos momentos nuevamente la situación es alarmante y ha obligado a las autoridades provinciales de salud a tomar las medidas correspondientes con el problema.

Frente al aparente rebrote la directora provincial Duarte del Ministerio de Salud Pública (MSP), doctora Valerie Sánchez, informó que una gran mayoría de pacientes positivos de COVID-19, son provenientes de otras provincias del país, pero cómo van los informes podríamos vivir nuevamente las experiencias del pasado en la provincia Duarte.

Sánchez explicó, que, en los centros de aislamiento de salud, de la provincia se registran al día de hoy un total de 64 pacientes afectados por el virus.

Señaló que un total de nueve personas se encuentran en la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), de los cuales solo tres residen en la provincia Duarte.

Dijo que, a raíz de la apertura de las diferentes actividades comerciales y las pasadas elecciones, era de esperarse un visible incremento de los casos de COVID-19.

Aquí funcionan dos centros de aislamientos el primero en la comunidad de Aguayo a donde en la actualidad más de 15 personas se encuentran recluidas luego que dieran positivas a la enfermedad, mientras que en el centro de aislamiento de la comunidad de Guiza más de ocho personas están con ventilador artificial tras su situación de salud.

En el hospital regional San Vicente de Paul a diario se reciben pacientes presentando síntomas de la enfermedad procediendo las autoridades del centro a prestarles las atenciones necesarias y enviarlos a los lugares correspondientes.

Aunque  los centros de diversión se encuentran cerrados frente a los mismos diariamente se observan a decenas de personas ingiriendo bebidas alcohólicas sin ningún tipo de control, pero mucho menos sin mascarillas, y tomando bebida ‘’a boca de botellas’’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *