Nueva Administración, mismos Bonos

Por Felipe Lora

Felipe@lora.org

Hoy, con una nueva administración, los bonos no se hicieron esperar. Usando las mismas excusas, que usaron los gobernantes anteriores, la actual administración se jacta del “gran y favorable acogimiento” que recibió la oferta de más de RD$40, 000, 000,000.00 (¡Cuarenta mil millones de pesos!) o RD$4,000 por cada dominicano.

Hoy, después de 73 años de tener US$0.00 como balance,  nuestros gobiernos nos han endeudado hasta la coronilla y continúan haciéndolo en forma exponencial.

Todos usaron, y aun usan, “el fiao” o “los bonos” para costear “sus programas de gobierno” y, en el peor de los casos, para cubrir déficit presupuestario como lo hiso, en forma regular,  el gobierno de Danilo y como lo anunció el gobierno del Presidente Luis Abinader.

Como todos los anteriores, el gobierno del Presidente Luis Abinader expresó, a través de su ministro de Hacienda Donald Guerrero Ortiz, que el fiao era necesario para resolver los principales problemas que afectaban   la población (la pandemia del coronavirus)  y para cumplir con las responsabilidades del estado (financiar el Presupuesto),  siendo  la prioritaria, el pago de los intereses que generan esos fiaos.

Como en los demás, en  el gobierno del Presidente Luis Abinader han sido tan descarado que se han atrevido a manifestar que “el fiao” abriría las puertas del progreso (proteger el tejido productivo) al país y las del bienestar económico (brindar ayuda rápida y efectiva) a los dominicanos.

¿Por qué todos los nuevos gobernantes buscan soluciones en el mismo  fallido manual que usaron los gobernantes que ellos criticaron y sustituyeron?

¿Por qué es que todos nuestros gobernantes quieren “resolver” los problemas del pueblo usando las mismas medidas que las crearon?

Y, ¿por qué las “soluciones” a los problemas creados por nuestro empobrecedor sistema económico siempre caen sobre los hombros del pueblo empobrecido?

¿Por qué decidieron usar el camino más fácil para cubrir el déficit presupuestario en lugar de aplicar las drásticas medidas necesarias para detener el maldito círculo de endeudamiento.

Las nuevas autoridades llegaron al mando conocedores de la situación económica política y social del país. Usar el Bono-Fiao  como solución es señal de ineptitud, falta de imaginación o de plena locura.

Y como dijera el humanista, revolucionario y científico Albert Einstein: Locura es hacer lo mismo, una y otra vez, esperando resultados distintos.

El autor es activista, humanista y educador
Director del portal Cotorreando con el Loro Dominicano.

www.lora.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *