Salud Pública ordena cierre de agencia de excursiones por alcohol adulterado

Santo Domingo.- El Ministerio de Salud Pública ordenó el cierre de la agencia turística Ata Excursiones por suministrarle alcohol adulterado a sus clientes.

La disposición del Ministerio se realizó a causa de la denuncia de que un joven venezolano fue intoxicado con metanol durante un viaje de Ata Excursiones en Santo Domingo.

Ulises Jiménez, director de Comunicación de Salud Pública, declaró que el doctor Wadys Casado, epidemiólogo que está a cargo de la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (Digemaps), investigó el caso del joven Armando Medina, quien se encuentra hospitalizado con un pronóstico reservado.

Casado manifestó que en las averiguaciones técnico-científicas se comprobó que el daño que tiene el paciente fue por consumo por metanol (alcohol adulterado), por lo cual el Ministerio de Salud Pública ordenó el cierre de la empresa.

Salud Pública hizo la recomendación y entrega los resultados de esta investigación a la Fiscalía del Distrito Nacional para que someta por la vía correspondiente a la empresa de excursiones y procedan a cerrarla.

Allegados al joven venezolano residente en el país, Armando Medina, afirmaron que este fue intoxicado con metanol durante un viaje desde Santo Domingo a la Isla Saona, realizado por la compañía Ata Excursiones.

Eliezer Ruiz, amigo de la Medina, explicó que le pasado 30 de octubre fueron al referido viaje en el cual la empresa suministró bebidas adulteradas. “Probamos la bebida y no nos gustó, pero Armando siguió ingiriendo alcohol desde las 10:00 a.m. hasta las 6:00 p.m.”.

Al día siguiente Medina despertó con malestares, por lo cual pensaban que era una resaca, sin embargo, el 2 de noviembre tuvo que ser ingresado en el Centro Médico Elohim, del Distrito Nacional, donde convulsionó y estuvo en coma por varios días, manifestó Ruiz.

Agregó que Armando fue sometido a múltiples diálisis y tratamientos. Solo mueve el brazo derecho, abre y cierra los ojos, y respira por un agujero en la tráquea. Por su estado, es alimentado por una sonda.

Sostuvo que una vez ocurrió la situación contactaron a Ata Excursiones. Ellos solo le pagaron 200 mil pesos de los gastos médicos cuando los gastos ascienden a más de 50 mil dólares. Luego de esto, los representantes de la empresa “se han desaparecido”, por lo cual sometieron la denuncia ante el Ministerio Público y el Ministerio de Turismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *