AIRD: paso fundamental para reactivar industria dominicana

Por Wilson Pérez

Santo Domingo.-  El presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Celso Juan Marranzini, indicó que esta ley abre puertas a nuevas inversiones, a la reinversión de utilidades y fortalece el camino hacia la transformación de la industria dominicana.

Marranzini, destacó que, “en definitiva, es una señal positiva que indica con claridad de qué se habla con la declaración de la industrialización como una prioridad nacional”.

El empresario resaltó que se trata de un paso fundamental para reactivar las empresas que conforman el sector manufacturero, incluyendo las Pymes, en la generación de más empleos formales, especialmente en estos momentos tan delicados que vive la economía mundial a causa de la Covid-19.

Incentivos de la ley a industrias calificadas

“Esta ley, sobre Competitividad e Innovación Industrial, permitirá a los industriales reinvertir sus utilidades y descontar las mismas del pago del impuesto sobre la renta, o sea que permite descontar lo invertido en maquinarias nuevas en el ejercicio fiscal del año anterior hasta un 50% de la renta neta imponible, también contratar consultorías internacionales en materia de innovación sin retención de impuestos del ISR al consultor internacional e importar materias primas, maquinarias y bienes de capital pagando solo el 50% del ITBIS ante la Dirección General de Aduanas”.

 Esta pieza legislativa será una herramienta para incentivar la producción en el país, propiciando las condiciones necesarias para promover la modernización y la renovación en la industria nacional a través de la corrección de distorsiones fiscales que limitaban la competitividad de nuestros sectores productivos.

 En ese sentido, el texto señala de forma específica los tipos de materias primas, maquinarias y bienes de capital cuya renovación y modernización se incentiva, evitando además que los beneficios contemplados para el sector industrial sean canalizados y utilizados para otros fines. 

 Esta ley procura motivar la producción en todo el aparato industrial dominicano, destacándose los sectores de alimentos y bebidas, construcción, cosméticos, plásticos, farmacéuticos, entre otros, que podrán beneficiarse de estos incentivos a partir de la fecha. 

La promulgación de esta ley se produce en el marco del decreto 588-20 del presidente Abinader, que declara la industrialización como prioridad nacional, articulada con acciones desde el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, como pieza clave en la reactivación de la economía dominicana, tras los efectos de la Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *