Estados Unidos reafirma su apoyo a un Poder Judicial independiente en Haití

Puerto Príncipe, EFE.- Estados Unidos reafirmó este viernes su apoyo a un Poder Judicial independiente en Haití, días después de que el presidente haitiano, Jovenel Moise, tomara medidas contra varios jueces del país caribeño.

«Mientras las organizaciones de jueces continúan su huelga en Haití, Estados Unidos reafirma su apoyo a un Poder Judicial independiente sin interferencia del Ejecutivo», dijo la embajada estadounidense en Puerto Príncipe en un breve mensaje colgado en su cuenta de Twitter.

Moise ordenó el cese de tres jueces de la Corte de Casación en una aparente violación de la Constitución, que consagra la inviolabilidad de los magistrados de los altos tribunales.

Entre los jueces cesados el 8 de febrero, todos ellos acusados por el Gobierno de planear un golpe de Estado, figura Joseph Mécène Jean Louis, declarado «presidente interino» de Haití por los opositores al jefe de Estado.

«Una democracia eficaz requiere un Poder Judicial independiente, un Poder Legislativo que funcione y un Ejecutivo que proteja los derechos de todos», se lee en el mensaje de la legación publicado en tres idiomas.

Desde el lunes pasado, los jueces en Haití están llevando a cabo un paro laboral indefinido para obligar a revertir su orden de retiro contra esos tres magistrados.

La convocatoria de huelga se hace a iniciativa de las cuatro principales asociaciones de jueces del país, que también acusan al mandatario por la detención del juez Yvickel Dabrésil y por designar a tres jueces en la Corte de Casación, principal órgano judicial del país.

Las asociaciones se han declarado «profundamente consternadas» por la actuación del Poder Ejecutivo «el 8 y 11 de febrero de 2021 por ordenar la jubilación de los jueces Yvickel D. Dabrésil, Wendelle C. Thélot y Joseph Mécène Jean-Louis, y sustituirlos por otros tres magistrados, desafiando las disposiciones constitucionales y legales».

Dabrésil estuvo entre las 20 personas detenidas el 6 de febrero pasado por tramar la supuesta intentona por derrocar a Moise. El juez fue dejado en libertad el 11 de febrero.

El miércoles pasado, Washington manifestó su «condena» a las acciones «autoritarias» y «antidemocráticas» adoptadas por Moise.

La embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe repercutió ese día una serie de tuits de la subsecretaria adjunta de la Oficina de Asuntos para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU., Julie Chung, en los que por primera vez Washington condena a Moise, en medio de la grave crisis institucional abierta con los jueces y con la oposición.

«Estoy alarmada por las recientes acciones autoritarias y antidemocráticas, desde el cese unilateral y nombramientos de jueces de la Corte de Casación a ataques contra periodistas», dijo Chung.

Debido al aplazamiento de las elecciones legislativas de 2019, el Parlamento no se renovó, con lo que está prácticamente clausurado desde enero de 2020, una circunstancia que le ha permitido a Moise gobernar por decreto desde entonces.

Moise pretende celebrar un referéndum el próximo abril para aprobar una nueva Constitución y después, en septiembre, organizar las legislativas aplazadas desde 2019 y las presidenciales, en las que no podrá ser candidato.

Sin embargo, la oposición se opone a esos planes y le exige al mandatario abandonar el poder de forma inmediata, para dar paso a una «transición».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *