El contacto con la naturaleza y sus aportes a la salud humana

Por Ani Camarena

La naturaleza forma parte de lo que somos. La relación entre la salud humana y el contacto con ambientes naturales ha sido investigada por diferentes científicos, demostrando que la presencia del color verde de la naturaleza y los espacios al aire libre aportan grandes beneficios a la salud; que incluyen la disminución del estrés y la depresión, de las enfermedades respiratorias y cardiovasculares o la mejora de la concentración.

Esas investigaciones han señalado que mantener una relación directa con los elementos de la naturaleza como las actividades al aire libre, pasear por un bosque, por una verde montaña, por un parque, por espacios con la presencia de nubes. Además, el contacto con el sonido del agua de un arroyo, un río, caminar por la orilla del inmenso mar azul; contribuyen con una vida más saludable.

Científicos del Laboratorio de Paisaje y Salud de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, indicaron que el color verde de la naturaleza, emite calma y armonía, favoreciendo la salud mental de las personas.

Por otra parte, los profesores Rachel y Stephen Kaplan de la Universidad de Michigan, especialistas en psicología, investigaron el fenómeno de la atención, demostrando que el contacto con ambientes naturales tiene un efecto restaurador y que el exceso de atención hacia un elemento en específico, aumenta la fatiga mental.

Indicaron que el contacto con la naturaleza es la solución contra esa fatiga mental, debido a que allí se encuentran presentes elementos como las nubes y las hojas de los árboles susurrando en la brisa. Además, que los trabajadores de oficina que tienen vista a elementos de la naturaleza eran más felices y saludables. 

Otro estudio realizado por la coordinadora del Instituto de Investigación e Influencia del Diseño (DRO) de la Universidad del Estado de Iowa, Susan Erickson, indicó que los enfermos que disponían en su habitación de una ventana con acceso a un ambiente natural se recuperaron más rápido en relación con aquellos que no tenían acceso a esa ventana.

El contacto con los espacios naturales, independientemente de algunos riesgos como las alergias, aportan grandes beneficios a la salud humana, que abarcan la salud física y la salud mental, mejorando la calidad vida y contribuyendo con una mayor concentración y armonía.

Para aquellos que no tienen la posibilidad de estar en contactos con áreas verdes, se recomienda disponer de algunas plantas dentro de la vivienda o por lo menos una ventana con vista a un paisaje natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *