Editorial

No provoque al pueblo

Los altos precios aplicados por el Ministerio de Industria, Comercio a los combustibles para la semana del 9 al 15 de octubre de 2021, ha provocado disgusto entre los ciudadanos dominicanos.

El gobierno del presidente Luis Abinader con sus medidas improvisadas está provocando un estallido social, con los incrementos registrados en los últimos meses, en los precios de los productos de primera necesidad, combustibles, los servicios, entre otros.

Para la semana del 9 al 15 de octubre 2021, los combustibles se comercialicen a los siguientes precios: Gasolina Premium se venderá a RD$265.80 por galón sube RD$4.00, la Gasolina Regular se venderá a RD$246.80 por galón sube RD$3.50.

Mientras que el Gasoil Regular se venderá a RD$188.90 por galón mantiene su precio, el Gasoil Óptimo se venderá a RD$212.20 por galón mantiene su precio.

Además, el Avtur se venderá a RD$172.80 por galón, sube RD$10.90, el Kerosene se venderá a RD$201.40 por galón y sube RD$15.70.

Asimismo, el Fuel Oíl #6 se venderá a RD$152.20 por galón sube RD$15.50, el Fuel Oíl 1%S se venderá a RD$167.62 por galón sube RD$14.00 y el Gas Licuado de Petróleo (GLP) se venderá a RD$134.10/gl: sube RD$5.00. El Gas Natural RD$28.97 por metro cúbico, mantiene su precio.

Nuestro país, no produce petróleo, pero el presidente Luis Abinader está en la obligación de buscarles una solución a este problema, que nos afecta a todos, a clase más pobre. En tal sentido debe bajarles el subsidio a los empresarios, para poder amortiguar los precios y el pueblo no sea afectado tan duramente como ocurre en la actualidad.

Eso no es algo nuevo, los gobiernos del Partido Revolucionario Dominicano hoy PRM, nunca han podido gobernar más de un periodo gubernamental, porque se olvidan que el pueblo es quién sube y quita a los gobiernos o a sus autoridades.

Señor presidente Luis Abinader, traté de Gobernar para el pueblo no para sus funcionarios, porque a ellos no le importa si la población está cubriendo sus necesidades con lo poco que consiguen, ellos están gozando de las mieles del poder, mientras el pueblo tiene que ingeniársela para sobrevivir.

Los funcionarios que incitan a que se siga apretando la tuerca, tienen sueldos de lujos, viáticos, asignación de vehículos, combustibles, tarjetas de créditos abiertas, los cuales son pagados con los impuestos que pagamos todos los dominicanos.

En cuanto a los combustibles en el año 2002, en el Gobierno de Hipólito Mejía, el barril de petróleo se cotizaba a US $160 dólares, y el precio por galón de gasolina en República Dominicana nunca llegó a RD $100 pesos. Sin embargo, del 2004 hasta el 2012, en el Gobierno de Leonel Fernández el galón nunca alcanzó los RD$120 pesos dominicanos.
 
Un gobierno que no pone a circular el dinero, para que la economía se dinamice, nunca podrá contar con una buena recaudación de impuestos, porque quienes pagan ITBIS, no cuentan con la liquidez para cumplir con esas obligaciones fiscales.

Un pueblo hambriento y un Gobierno fastidiando a los ciudadanos seguro que provocará que los dominicanos se lancen a las calles a reclamar y a exigirles a las autoridades que cambien su forma de gobernar y afectar a la mayoría que somos los más pobres. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *