Tribunal de EE.UU. responsabiliza a 3 gigantes del comercio minorista de contribuir a la crisis de adicción a los opioides

Datos del Gobierno federal revelan que casi medio millón de estadounidenses han muerto desde 2001 por abuso de fármacos y sustancias derivadas del opio.

Cleveland, RT.-. Tres grandes cadenas de la venta de productos farmacéuticos, CVS Health, Walmart y Walgreens, han contribuido a la llamada crisis de los opioides, que además de adicciones en todo EE.UU. ha provocado, específicamente en dos condados del estado de Ohio, numerosas muertes por sobredosis, dictaminó este martes un jurado federal en Cleveland.

Es la primera vez que la Justicia estadounidense se pronuncia en apoyo a demandas contra farmacéuticas en relación con esa crisis, que se saldó con medio de millón de fallecimientos en todo el país en el transcurso de dos décadas.

El tribunal determinará ahora las indemnizaciones que esas compañías tendrán que pagar a los dos condados demandantes -Lake y Trumbull- por el perjuicio público que causaron con la venta minorista masiva y no controlada de fármacos opiáceos.

Unos 80 millones de pastillas analgésicas de esa naturaleza fueron distribuidas en el condado de Trumbull entre 2012 y 2016, lo que equivale a 400 por cada residente.

En el condado de Lake, la cantidad fue de 61 millones de grageas en el mismo período.

«Durante décadas, las cadenas farmacéuticas vieron cómo las píldoras que salían de sus puertas causaban daños y no tomaron medidas, como exige la ley», reza una declaración conjunta de abogados de ambos condados y fiscales de gobiernos locales, citada por varios medios.

Los letrados de los demandantes señalaron que esas empresas ignoraron a lo largo de años las peligrosas señales provenientes de la circulación de opiáceos, normalmente prescritos como medicamentos contra el dolor crónico.

Como resultado de restricciones crecientes que con el tiempo fueron impuestas a la oferta, los pacientes ya adictos se redirigieron a la heroína y el fentanilo, dos sustancias ilegales.

Las tres cadenas han dejado saber que se proponen apelar el veredicto, alegando que las ventas se realizaban mediante prescripción de médicos acreditados por las autoridades.

Cargos similares contra un grupo de gigantes del menudeo farmacéutico fueron desestimados este mes en California y Oklahoma.

Entre tanto, litigios del mismo orden continúan en los estados de Nueva York, Washington y Virginia Occidental. Este mismo año, un grupo de farmacéuticas acordó pagar 26.000 millones de dólares con el objetivo de resolver miles de reclamaciones vinculadas con la crisis de los opioides en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *