Las imágenes de drones de la presa colapsada muestran devastación, no hay evidencia que respalde las afirmaciones rusas

KHERSON, Ucrania (AP) — Las imágenes exclusivas de un dron de la represa ucraniana colapsada y las aldeas circundantes bajo la ocupación rusa mostraron la estructura en ruinas cayendo al río inundado, cientos de casas sumergidas, invernaderos, incluso una iglesia, y sin evidencia de un ataque desde arriba, como alega Rusia.

Un equipo de Associated Press voló un dron sobre la devastación el miércoles, un día después de la destrucción de la represa Kakhovka en el río Dnieper.

La mayor parte de la presa en sí está sumergida, pero las partes de los edificios aún visibles sobre las aguas torrenciales no tenían marcas de quemaduras o cicatrices de metralla típicas de un bombardeo que Rusia ha acusado a Ucrania de llevar a cabo.

Ucrania, a su vez, ha alegado que las fuerzas rusas, que controlaban la presa, la volaron desde dentro.

Las imágenes de AP ofrecieron una instantánea limitada, lo que dificulta descartar categóricamente cualquier escenario. La presa se había debilitado por meses de negligencia rusa y el agua la había estado bañando durante semanas.

El miércoles, los techos y las calles de la zona estaban desiertas, pero los periodistas de AP podían escuchar los aullidos de los perros atrapados por las inundaciones.

El colapso de la represa en un área que Rusia ha controlado durante más de un año y el vaciado de su embalse cambió irrevocablemente el paisaje río abajo y cambió la dinámica de la guerra de 15 meses.

En las imágenes captadas por AP, la mayor parte de la represa quedó sumergida por el torrente de agua. Dos aldeas cercanas bajo ocupación, Dnipryany y Korsunka, también estaban bajo el agua hasta los techos de las casas y una iglesia azul brillante. La forma redondeada de docenas de invernaderos era visible sobre la línea de flotación.

La ciudad cercana de Nova Kakhovka, también bajo ocupación, resultó menos afectada por las inundaciones pero igualmente desprovista de personas y animales. Su rueda de la fortuna se detuvo y el agua lamió una calle principal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *