Otro incidente en la frontera a tres meses del cierre

Dajabón. Enardecidos haitianos arrancaron y lanzaron al río Masacre la puerta que divide a Juana Méndez por el puente fronterizo con Dajabón, la cual minutos antes había sido abierta por un supuesto funcionario.

El día 14 de septiembre, el presidente dominicano Luis Abinader anunció una serie de medidas que incluyeron el cierre por aire, mar y tierra de toda la frontera como respuesta a la negativa de paralizar los trabajos de un canal de riego en el río Masacre, que desde hace meses vienen construyendo del lado haitiano y que supuestamente afecta el tratado de 1929.

Todo ocurrió alrededor de las tres de la tarde, cuando se presentó al lugar un Jeep marca Toyota land Cruiser, del cual salió un hombre vestido con botas, pantalón negro y poloshirt blanco, que cruzó por el frente de los miembros de la Policía Nacional de Haití (PNH), Policía Fronteriza (Polifront), un vigilante de Aduanas y los del servicio de Inteligencia y realizó la acción.

La situación fue aprovechada por miembros de la cámara de comercio y del sindicato de transportistas de carga, quienes se inmediato comenzaron a fluir hacia y desde ambos lados de la frontera.

Al lugar se presentaron otros miembros de la policía, quienes al parecer en medio de la confusión, intentaron tomar el control del paso fronterizo, encontrándose con una multitud enardecida que lanzó una de las dos puertas de más de 20 metros de altura, hacia el río que divide la frontera entre ambos territorios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *